Bujes y Silent-Blocks

Silent Block y bujes de coches para talleres profesionales.



La suspensión de los coches se compone de multitud de elementos, como los amortiguadores y los muelles, cuya función es la de limitar el impacto de los obstáculos en el vehículo. Aunque estos son los más conocidos, hay muchos de estos elementos que cumplen una función esencial y son muy importantes, como los silentblocks o bloques silenciosos.

¿Qué es un Silent Block?

Los silent blocks, elementos que forman parte de la suspensión de nuestro coche, son unas pequeñas piezas que en español se denominan “bloques silenciosos” y que se encuentran situadas entre los elementos de suspensión y el resto del vehículo. El silentblock es por tanto un elemento antivibratorio hecho de un material flexible con caucho o tejido de hilo de acero inoxidable, por lo que esto le permite absorber cualquier tipo de vibración que se pueda producir con motivo de la circulación del vehículo o ruidos por choques de ciertos componentes mecánicos. Tiene forma de tubo, y pueden ser de caucho o plástico, e incluso de otros materiales como el poliuretano o el hilo de acero, siempre y cuando éstos cumplan los criterios de elasticidad y absorban correctamente todas las vibraciones.

¿Para qué sirve un Silent Block?

La función principal de un silent block es la de unir el chasis con el resto de elementos básicos de la suspensión, por lo que de esta forma permiten el movimiento de todos los elementos eliminando las vibraciones y los ruidos. Por tanto, al encontrarse en el triángulo inferior de los neumáticos, hace de intermediario entre los mismos y el contacto del vehículo con la carretera y la carrocería. 

¿Cuándo hay que sustituir los Silent Block?

Los silentblocks son piezas que deben estar en perfecto estado para que funcionen correctamente, ya que si se trata de piezas desgastadas, emitirán ruidos bastante desagradables, problemas en el funcionamiento de la suspensión y problemas con la dirección. Además de esto, si los silentblocks no están en buenas condiciones podría suponer un fallo en la transmisión e incluso el desgaste inadecuado de los neumáticos.Se trata de un elemento que va perdiendo efectividad con el paso del tiempo y de los kilómetros, y que puede dañarse con cierta facilidad. Esto es bastante común en los silentblocks, por lo que no hay que alarmarse si uno de estos elementos se estropea. Si detectamos un ruido anómalo que viene de la parte inferior de nuestro vehículo, o si notamos vibraciones que no sean comunes y fallos en la suspensión, es posible que estemos ante una rotura de la parte de la goma o caucho del silentblock.Los silentblocks, al igual que otros elementos como las pastillas o los discos de freno, son elementos que se desgastan con facilidad, y puede perder la capacidad de absorción de los ruidos o de las vibraciones. Sin embargo, pueden durar con un uso normal hasta 150.000 kilómetros.