Lámparas portátiles de Inspección



Lámparas de Inspección

Las lámparas de inspección cuentan con un grosor reducido al máximo para que sea fácil introducirlas por cualquier recoveco e iluminar lo que queramos.

La mayoría de nuestras lámparas de inspección son recargables para que no tengamos que preocuparnos por si el cable no llega a la zona que queremos iluminar con la lámpara. Tras ver la zona que queremos tratar gracias a los potentes leds de estas lámparas portátiles, podemos servirnos de un imán telescópico para atraer objetos metálicos y así poder repararlos o simplemente extraerlos sin esfuerzo.

Las luces leds de las lámparas de inspección son potentes y resistentes, pero además, en los modelos de batería recargable, cuentan con una gran autonomía, lo que las hace merecedoras del título de mejores lámparas portátiles para el arreglo de coches en talleres.

Lámpara portátil

Las lámparas portátiles que encontrarás en la tienda online de Herramientas de Talleres presentan un tamaño y un grosor tan reducido que son sencillas de transportar, almacenar, pero también de introducir entremedias de lo que desees examinar para una posterior revisión de la pieza y comprobar si por ejemplo precisa de un lavado mediante una máquina limpia piezas taller.

Con una lámpara portátil resulta sencillo examinar piezas siempre que se quiera y en muy distintos lugares. Es el caso por ejemplo de las lámparas de las lámparas con base articulada, que además cuentan con imanes que les hace más sencillo poder sujetarse y sostenerse en cualquier parte a la que se pueda adherir fácilmente, por lo que dispondremos de ambas manos libres para realizar labores mecánicas y no nos tendremos que preocupar de quitarnos los guantes de mecánicos con el fin de sujetar mejor la lámpara.