Chorreadoras

Chorreadoras profesionales especialmente diseñadas para talleres mecánicos. Limpia y lima todo tipo de residuos y asperezas con una chorreadora, actúa en cualquier superficie (incluso en las más delicadas) y tiene un funcionamineto sencillo y rápido.



Chorreadoras

Las chorreadoras son utilizadas para limar las asperezas y limpiar la suciedad, óxido y otros residuos de multitud de superficies. No temas a utilizarla en materiales delicados como el vidrio o la madera, si utilizas los abrasivos para chorreado adecuados y tienes en cuenta las medidas adecuadas de seguridad, es decir, utilizar la máquina de chorro de arena a una determinada distancia de la superficie, por ejemplo.

Cómo utilizar una chorreadora

Esta máquina es muy sencilla de utilizar. Fue ideada para limpiar grandes superficies de agentes como la oxidación en el caso de metales o la pintura en el caso de plástico o madera, pero puede ser utilizada en casi cualquier material. Es perfecta para su uso en talleres como parte del proceso de limpieza de llantas, carrocería o guardabarros. Cada una de las chorreadoras de Herramientas de taller viene específicamente detallada tanto por su modelo como por sus características y funcionamiento. Contamos con modelos de varias capacidades, desde 40 litros hasta 80, de diferentes tamaños y pesos y hasta con doble depósito para que sea sencillo trabajar con dos abrasivos al mismo tiempo sin necesidad de abrir el tanque para vaciarlo y depositar otro.

Características chorreadora

Este modelo se trata del más sencillo de utilizar ya que es también el más manejable y el que mejor se adapta a todo tipo de objetos y superficies. Simplemente será necesario depositar el abrasivo que queramos utilizar en nuestra máquina y apuntar la pistola de chorro de arena hacia la superficie a tratar prestando atención al regulador para expulsar la cantidad que se precise en cada momento.

Todas las chorreadoras de Herramientas de Talleres vienen provistas de los complementos necesarios como las boquillas ideales para cada tipo de máquina y muchas de estas también incluyen mascarilla de protección, manguera de varios metros, pistola y embudo para llenar la máquina.

Una chorreadora se distingue de una cabina de chorro de arena en que esta última está ideada para limpieza de objetos de mediano o pequeño tamaño, ya que tienen que caber por la compuerta de la cabina, sin embargo una chorreadora puede ser utilizada en prácticamente cualquier superficie de cualquier tamaño, tanto interior como, especialmente, exterior, por lo que es mucho más versátil, práctica y manejable.